viernes, 16 de junio de 2017

CANCIONES DE AMOR

PRESENTACIÓN SOBRE LOS AUTORES

Hola, me llamo Francisco de Quevedo, pero me conocen cómo Quevedo. Nací en Madrid el 14 de septiembre de 1580. Soy sido un escritor de nacionalidad española del S. XVII (También conocido como el “Siglo de Oro”). Soy uno de los autores más destacado de la literatura española.

Nací en la ciudad de Madrid, en una familia de hidalgos (nobles) de las montañas de Cantabria. Nací cojo y con una severa miopía, por ello mi infancia fue muy solitaria y triste, rodeado de nobles, ya que sus padres desempeñaban altos cargos en el Palacio y tuve que soportar las pullas de otros niños, por eso me aficioné a la lectura. Mi madre trabajaba para la reina y mi padre como secretario de la hermana del rey Felipe II. A los 6 años, quedé huérfano de padre y perdí con 11 a mi hermano Pedro.

Estudié en la Universidad de Alcalá de Henares y de Valladolid y cuando terminé, mi profesión fue de escritor, dramaturgo y poeta. La mayoría de las poesías y novelas que realicé fueron escritas en Castellano.

En 1606, me instalé en Madrid y continué mis estudios de Teología. En 1613, acompañé a al duque de Osuna a Sicilia como Secretario de Estado.

Cuando volví a España, 3 años después, recibí el hábito de caballero de la Orden de Santiago. Me acusaron de haber participado en la conjuración de Venecia.

Pronto recibí la confianza real del duque de Olivares, que fué mi protector y me distinguió con el título de Secretario Real. En 1628, me desterraron al convento de San Marcos de León. Cuando volví a la corte, me casé con Esperanza de Mendoza en 1634, que era una viuda del agrado de la esposa del duque de Olivares, de quien se separó tiempo después.

Tras problemas de corrupción en el entorno del duque, el empezó a desconfiar de mí y en 1639, fuí encarcelado en el convento de San Marcos, donde permanecí durante años en una pequeña celda hasta 1643. Cuando salí de allí, ya tenía problemas de salud, por lo que me retiraré a la Torre de Juan Abad (Ciudad Real), donde, según los médicos, terminare muriendo en un máximo de 2 años.

MITOS DEL AMOR ROMANTICO

El amor romántico es el modelo cultural en el que somos socializados de manera diferente las mujeres y los hombres, según las expectativas de rol de género. Es el amor de pareja.

Dentro de este modelo hay una serie de pautas ideales acerca de la persona de la que hay que enamorarse, como debe ser la relación, qué conductas se pueden tener y cuáles no, etc. Pautas éstas que llevan implícitos los estereotipos tradicionales y una serie de mitos y creencias vinculados a los mismos.

Algunos mitos son: la media naranja, de la exclusividad, del emparejamiento…

Todos los mitos del amor romántico son perjudiciales pero, en mi opinión, el que resalta más por ser el peor es es mito de los celos.

El mito de los celos es el peor ya que pueden llegar a causar que alguien pierda la vida; ya sea porque alguien no le sea fiel, por no ser exclusivamente suyo/a, porque la pareja no sea heterosexual… Los celos son un síntoma de inseguridad y baja autoestima. Este mito está traspasado por el cristianismo y otros factores que hacen que creamos que el amor romántico sea indispensable, el amor verdadero. Este mito suele usarse habitualmente para justificar comportamientos egoístas, injustos, represivos y, en ocasiones, violentos.

En conclusión, el amor romántico está muy bien ya que te hace sentirte bien, pero no se puede estar obsesionado con el. Las parejas son muy bonitas y aunque haya alguna pelea, no significa que no haya amor, solo que están pasando por un momento delicado.

CANON DE BELLEZA

Hace una semana, preparamos los chicos a las chicas de la clase (chicos -> chicas), una encuesta sobre el canon de belleza actual (también llamado tu chico ideal) y las chicas otra encuesta igual pero del sexo contrario (chicas -> chicos), llamado “tu chica ideal”.

En este documento solo me voy a enfocar a la encuesta “Tu Chica Ideal”.

Para empezar, la encuesta expuesta aquí, está realizada a partir de las 11/16 chicos que han contestado a dicha encuesta.

La chica ideal debe tener unos ojos marrones (54,5%), el pelo de color negro con un 36,4%. De cerca le siguen el color de pelo castaño (27,3%), rubio (18,2%) y pelirrojo (9,1%). En el estilo de pelo solo ha salido de estilo largo (9,1%).

El 100% ha contestado que no tenga gafas y en la estatura, ha destacado “bajo” con un 54,5% pero lo sigue de cerca la estatura alta con un 45,5%.

En el tipo de cuerpo ha destacado con una gran mayoría, “con curvas” (90,9%) y un pequeño 9,1% que las prefieren anchas. Estos datos nos han revelado que los chicos no prefieren las chicas delgadas (0,0%).

En los labios han destacado los labios gruesos (54,5%) y un 45,5% que quieren labios gruesos en su chica ideal.

En el tema de la personalidad han destacado únicamente 4/7 tipos de personalidad. En ellos están:
  • ESTUDIOSAS (45,5%)
  • TÍMIDA (27,3%)
  • DEPORTISTA (18,2%)
  • CELOSA (9,1%)
En los gustos prefieren que tengan los mismos gustos que ellos (63,6%), pero un 36,4% prefieren que tengan sus propios gustos (gustos diferentes).

En modificaciones destaca el “nada” (72,7%) pero a las personas que les gustan con alguna modificación prefieren: Piercings (18,2%) y Tatuajes (9,1%), pero no prefieren las dos cosas.

Ellos prefieren que ellas no tengan brackets.

Por último, en el apartado de estilo había 3 opciones para elegir: Arreglada, Natural, Informal. Un 72,7% prefieren que tenga un estilo natural mientras que un 27,3% prefieren que vayan arregladas. Nadie ha votado por el estilo informal.

TABLA DE LA BELLEZA PETRARQUISTA


TEORÍAS DEL AMOR

El amor es un sentimiento de afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que le desea todo lo bueno, acompañado de un sentimiento de intensa atracción emocional y sexual hacia una persona con la que se desea compartir una vida en común.

En este texto veremos únicamente, el amor cortés y el platónico, el petrarquismo, el amor que propone el cristianismo y cómo entendemos el amor, actualmente.

El amor cortés es un concepto literario de la Europa Medieval que expresa el amor de forma noble, sincera y caballeresca, mientras que el amor platónico es un sentimiento de amor idealizado. Este amor no era físico, sino que era de conocimiento; por eso sostenía que el verdadero amor es el amor a la sabiduría, al conocimiento, por lo tanto el amor platónico no es al ideal de una persona sino al amor de conocerla y saber de ella. Aunque, sin embargo, la sociedad cree actualmente, que el amor platónico es aquel que consideramos de manera inalcanzable. Platón creía que el amor es la motivación o impulso que nos lleva a intentar conocer y contemplar la belleza en sí.

El petrarquismo es un estilo poético que consiste en la imitación y difusión de los temas, métrica, ideología... de Petrarca. La época del esplendor del petrarquismo en España se produce en el S.XVI.
Petrarca era un humanista italiano que inspiró a autores como Garcilaso de la Vega o William Shakespeare. Su concepto era humanista y cristiana.

El amor que propone el cristianismo proponía un amor incondicional y verdadero. Además, era para toda la vida y no era por placer. En la religión cristiana, se difundía el término de amor divino.

El amor está definido en la introducción, pero se puede decir que, actualmente, el amor es considerado como un conjunto de comportamientos y actitudes incondicionales que demuestran las personas que comparten la capacidad de desarrollar inteligencia emocional cómo la alegría o la empatía.

En conclusión, el amor es necesario para las personas porque junta todas las emociones que acaba siendo vital para las personas, ya que la mayoría de las emociones las podemos englobar por el amor.

LA NARRATIVA RENACENTISTA